top of page

Procrastinación en universitarios: un hábito que debe ser tratado



La procrastinación es una conducta que se basa en posponer actividades de forma innecesaria o injustificada y en su lugar se desarrollan actividades que son más placenteras. Cabe recalcar que este hábito no está relacionado únicamente con el manejo del tiempo, sino también con un inadecuado manejo de las emociones. En el caso particular de los estudiantes universitarios, las consecuencias de la procrastinación son graves, ya que afecta su desarrollo profesional, estado de ánimo y autoestima. Para ayudar a los estudiantes universitarios a superar la procrastinación, es crucial comprender en detalle las causas y consecuencias que generan este hábito.


Causas:


Estrés

Una de las razones por las que los estudiantes posponen sus actividades es el estrés. De acuerdo con Wilmer Casasola, Máster en Neuroeducación, los universitarios que sufren de altos niveles de estrés suelen aplazar más sus quehaceres. Adicionalmente, al tener este mal hábito aumentan sus niveles de ansiedad y entran en un ciclo vicioso.


Complejidad de la tarea

Otra de las motivaciones es el temor de enfrentarse a una tarea muy compleja, por lo que prefieren retrasarla el mayor tiempo posible y hacerla a última hora. Esto se debe a que no saben por dónde empezar a desarrollar la actividad y optan por quedarse paralizados.


Ocio

Los estudiantes están rodeados de innumerables distracciones, comenzando por las redes sociales. Esto hace que prefieran dedicar su tiempo al ocio y la diversión, en lugar de realizar sus deberes.


Falta de motivación

Si los estudiantes no sienten motivación por la carrera que eligieron, seguramente tampoco estarán motivados por tener un buen desempeño académico. En este caso, la procrastinación se debe a la falta de interés por realizar las actividades.


Gestión del tiempo

En algunas ocasiones, los estudiantes se encuentran abrumados por la cantidad de actividades que deben desarrollar y les cuesta saber priorizar sus tareas. Esto conduce a la ansiedad y al estrés que resulta en la procrastinación de sus quehaceres.


Consecuencias:


Los estudiantes que suelen procrastinar tienen altos niveles de estrés y ansiedad, ya que realizan sus deberes con poco tiempo de anticipación y esto ocasiona que tengan un desempeño deficiente en sus trabajos por la falta de profundidad. Es importante mencionar que, si esta conducta persiste en el tiempo, los puede llevar a perder materias y atrasarse en sus carreras.


Con el objetivo de vencer la procrastinación en los universitarios, es aconsejable que las universidades brinden acompañamiento a través de asesorías o consejerías enfocadas en hábitos de estudio y gestión de emociones para que los estudiantes atiendan sus inquietudes y encuentren estrategias que les permitan combatir esté mal hábito.



Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page